Bienvenida

Bienvenidos a mi Blog de Bocaditos.
Aquí encontraras recetas, fotos y muchas cosas mas.

¿Porqué Bocaditos? pues porque cuando cocino me encanta hacer muchas cosas diferentes donde tenga para elegir y no aburrirte de comer. Para mi comer es un placer y cocinar es otro, así que lo que evito es que perdamos esa sensacion de placer y se convierta en aburrimiento. Prefiero muchas cosas pequeñitas de sabores y texturas diferentes antes que un gran plato lleno de comida.
Aunque también encontraras aquí recetas para hacer platos ideales para un almuerzo o una comida familiar.

Espero que lo disfrutes tanto como yo.

jueves, 1 de septiembre de 2016

Galletitas de Queso

Ayer tarde me metí en la cocina, para relajarme un poco y se me ocurrio que podia hacer algo facil y que estuviera rico, algo de picoteo, que ya sabeis que me encanta. Asi que pense en estas galletas de queso.

Son facilisimas de hacer y a todos les han encantado. Lo malo es que crees que salen bastantes para poder guardar y cuando te das cuenta se han acabado.

Ingredientes:

200 grs. de Queso rayado
200 grs. de Harina
120 grs. de Mantequilla
1 Huevo
1 pizca de Sal
Un poco de Albahaca
Sésamo (opcional)


Preparación:

En este caso yo he usado dos tipos de queso: Un queso mezcla semicurado y queso mozarella rallado. Pero puedes ponerle el queso que desees, la próxima vez probare con algo de queso Chedar. Lo importante es que tenga algo de sabor para que no queden algo "sosas".


Ponemos todos los ingredientes en un bol y mezclamos hasta que este todo bien integrado. Si te sobra harina no pasa nada, espolvorea en la mesa y pon toda la masa encima, y amasa bien hasta que hagas un bolo consistente pero suave.


Después formamos con la masa un rulo de unos 3 o 4 cm. de diámetro, según sea su diámetro así saldrán tus galletas, siempre agrandan un poco en el horno, por lo que no es conveniente hacerlas muy grandes.

El rulo de masa lo envuelves en papel film como si fuera un caramelo y se guarda en la nevera, mínimo una hora o hasta que coja consistencia, se puede guardar de un día para otro.


Después lo sacas del film y cortas a rodajas de algo menos de medio cm. a mi me gustan finitas porque así salen mas crujientes.
Yo he rebozado cada rodaja en sésamo, pero es cuestión de gustos, no hace falta hacerlo.

Se ponen las rodajas en una bandeja de horno cubierta de papel de horno para evitar que se peguen, déjales un poco de separación entre las galletas porque agrandan un poco.
Con 10 minutos o 15 m.  suelen estar listas, ya depende de cada horno. Mira que estén doraditas y ¡Listas!

Sacalas del horno con cuidado y deja que se enfríen, frías están mejor y mas crujientes. En una lata se conservan bastante bien durante días, si es que en tu casa te dejan que las guardes.

Como me encanta improvisar, algunas galletas tienen sésamo, otras sésamo y matalauva, otras sésamo y pimentón picante por encima (muy poco, para que no amargue) todo esto se lo puse antes de meterlas en el horno, por eso algunas se ven mas oscuras que otras, y aquí se peleaban por probarlas todas, a cual mas buena.





Espero que os decidáis a hacerlas y me contéis que tal.